Segunda vuelta al mundo en 80 cuentos

Escrito por Mario Aller el día 26/02/2014 - 17:35

Durante el otoño de 2010, una época que ya es pasado, EducaconTIC realizó su primera vuelta al mundo en ochenta cuentos. Pero muchos de los relatos de aquel primer viaje ya tienen enlaces inservibles. Pues a pesar de que las historias son perdurables y con una vida prolongada, las acciones humanas sobreviven menos tiempo, y en la Web 2.0 sucede algo semejante. Esta razón y la misma necesidad del viaje, aunque sea de forma virtual, bastarían para justificar este post.

¿Has escuchado Las claves de una gran historia? En ese TED, Andrew Stanton nos explicaba sus reglas de oro para contar historias. Porque todas ellas son el resultado de un buen diseño y un gran planteamiento:

1. Cuidar la historia: ya que un relato necesita ser dibujado con simpatía hacia la audiencia.

2. Dejar que ella misma te lleve: pues el corazón de una historia es una promesa, un viaje, un misterio, un problema. Es lo que hace que merezca ser contada.

3. La acción es importante: los protagonistas tienen que moverse, sentir alguna motivación para conseguir sus objetivos y, por supuesto, deben ser constantes.

4. La historia tiene que ser apreciada: así la audiencia podrá interiorizar los sentimientos de sus personajes.

5. La necesidad de la sorpresa: hay que encantar y fascinar a la audiencia con la historia, por lo que sus personajes deben resultar inolvidables…

(Tell Me a Story…, en Crafting Connections)

El cuento, el mito y la leyenda constituyen la base de las historias populares, y también el imaginario de las gentes. El cuento popular se distingue de la leyenda, que trata de hechos considerados verídicos en otro tiempo, y que recuerda sucesos de un pasado más o menos reciente. Pero también se diferencia del mito, que está protagonizado por personajes pertenecientes a una época antigua muy anterior, y que trata de ofrecer una explicación del mundo.

Las tres clases de relatos son creaciones genuinas, con funciones y finalidades propias: una función encaminada a la integración en una determinada cultura; una función mágica y espiritual; una función con aspectos lúdicos e imaginativos; y una función educativa, que también comprende el aprendizaje de una lengua concreta.

En todo caso, los cuentos son unos supervivientes, y por eso carece de una verdadera localización en el espacio geográfico. Es parte del patrimonio de los pueblos, pero no de ningún pueblo en particular. Por esa razón, no hay una versión única de cada cuento popular, sino muchas y diferentes. Como tampoco existe una única lengua para todos los cuentos.

Así es la fuerza y el poder de las historias… Por eso, os planteamos, de nuevo, un viaje alrededor del mundo y de los cuentos, teniendo en cuenta que recibiremos de buen grado tanto a los mitos como a las leyendas. Vuestra participación no sólo es valiosa e importante, es muy necesaria para rellenar un mapa colaborativo que se ha creado con Google Maps. Será nuestra Segunda vuelta al mundo en 80 cuentos.

En esta ocasión, además de cuentos, mitos y leyendas de cualquier lugar de la Tierra, nos interesan mucho ciertas experiencias educativas. Aquellas en las que las historias del imaginario popular hayan tenido una participación relevante: en la lectura, en la escritura, en el aprendizaje lingüístico en general, en las narrativas digitales o digital storytelling, en la educación multicultural, en el desarrollo de valores sociales, en el aprendizaje cooperativo.

Elige con atención los materiales para este viaje: textos, enlaces, imágenes... Recuerda que debemos cuidar las historias, dejar que ellas nos lleven con su propia acción, y que es necesario apreciar cada uno de nuestros relatos porque así llegarán las sorpresas. Y recuerda también que debemos encantar y fascinar a nuestra audiencia con historias inolvidables.

Iniciamos este viaje con pocas cosas: la compañía de varias Cenicientas y algunos de los cuentos de EducaconTIC. Como se hizo durante nuestra primera vuelta al mundo, cada historia, cuento o proyecto estará situado en algún lugar o país. Todo lo demás dependerá de vuestro interés y creatividad. En todo caso, cuando en el mapa se alcancen los ochenta cuentos, más o menos, para evitar cualquier tipo de problema se cerrará definitivamente la posibilidad de editar.

No lo dudes; como decíamos ayer, ¡anímate y colabora!

Ver mapa completo