El docente como usuario

Escrito por Fernando Trujillo el día 23/06/2010 - 18:07

docenteParece que todo el mundo tiene claro cómo debe ser un docente TIC ideal: el equipo de Educ@contic ya dedicó una entrada a las necesidades del alumnado y los docentes del siglo XXI; en varios casos hemos escrito de la formación del profesorado, tanto inicial como permanente, y contamos con un canal de vídeo con una clara intención formativa. Incluso hemos previsto cuál podría ser la secuencia para la incorporación de las TIC a nuestro trabajo. Sin embargo, esta información, que podría valer para otras profesiones, puede no ser suficiente en el caso de educadores y educadoras. Si el docente no es usuario de las TIC, ¿puede contribuir eficazmente a que sus estudiantes desarrollen "competencia digital"?


Myriam Nemirovsky, en un texto sobre la enseñanza del lenguaje escrito, comenta una anécdota de uno de sus seminarios de formación:

"Si bien es decisivo que el maestro se muestre ante los niños como un usuario habitual y deseoso de la lectura y de la escritura, también es fundamental que lea y escriba en el aula, y que comente con los niños los actos lectores y escritores que realiza fuera del aula. ¿Cómo puede hacerlo si no los realiza con frecuencia? Durante un seminario de formación de maestros se hablaba en una ocasión de este tema y, cuando se propuso a los participantes que asistieran a la escuela cotidianamente con un texto bajo el brazo, con el texto que estuviesen leyendo en ese momento - una novela, una revista, un libro de poesía, un artículo especializado, etc. - para que los niños vieran que el maestro lee, es decir, que no sólo enseña a leer sino que también lee, una de las maestras dijo: "Mira, yo no leo tanto. ¡No todos los días estoy leyendo libros o revistas! Pero estoy de acuerdo en lo que dices y en que puede ser importante para los niños, entonces podría, por ejemplo, antes de entrar al aula, ir todos los días a la biblioteca de la escuela, coger un libro y luego entrar a clase." Lo mejor de esta intervención - además del nivel de apertura que denota la maestra respecto a la propuesta didáctica que se hacía - es la naturalidad con la cual expresa sus hábitos de lectura... La revisión del docente de su propio vínculo con la lectura y la escritura contribuye a mejorar su relación con el lenguaje escrito y a ser un buen modelo de usuario ante los niños."

Las TIC comparten con la lectura y la escritura un rasgo fundamental: constituyen prácticas sociales de comunicación. Las TIC, la lectura y la escritura forman parte de actividades que encajan en el engranaje cultural de las relaciones sociales; es frecuente leer y oír expresiones como "cultura escrita" o "cultura digital" para expresar la pertenencia a un mundo de significados y símbolos propios del texto escrito o, más recientemente, del texto digital - entendiendo texto en un sentido extenso.

En este sentido, la utilización de las TIC en educación no puede ser el resultado de un acto industrial: no consiste simplemente en entrar en la escuela, leer las instrucciones de una nueva "máquina" o la información sobre un nuevo "proceso" y ponerlo en funcionamiento. La metáfora de la escuela como fábrica es, simplemente, un absurdo. La escuela es la vida, no una réplica de la vida; por tanto, la pregunta fundamental no es cómo es el docente TIC ideal sino cómo participa cada uno en la cultura digital: el docente es usuario antes que educador y su competencia profesional está vinculada con su participación en la cultura digital.

Ahora, en esta entrada, entramos en una parte complicada del texto por una sencilla razón: no sé quién eres, imaginada amiga o amigo lector. No sé cuál es tu grado de participación en la "cultura digital" (porque en cada cultura, existen grados diferentes de participación, o de distancia respecto al núcleo de poder), no sé si has desarrollado una identidad digital, si has definido tu entorno personal de aprendizaje.

Por ello, dejo a tu elección participar en uno de los dos siguientes juegos; elige el que creas que se ajusta mejor a tu perfil, o incluso los dos, si te parece bien. En ambos casos se ha elegido Twitter como puerta de entrada a la "cultura digital": las redes sociales tienen un alto poder de aculturación porque los procesos de comunicación son muy intensos y frecuentes y se abren canales para que el participante se integre gradualmente en la nueva cultura y Twitter, con sus 140 caracteres, tiene un enorme potencial dentro de su sencillez.

Juego 1: "Apadrina a un maestro o una maestra". En toda cultura, son las relaciones sociales entre sus miembros la base para su creación, gestión y mantenimiento (o destrucción). Por eso, si utilizas con frecuencia Twitter, puede ser un buen momento para que "apadrines" (o "amadrines") a algún compañero o compañera para que entre en las redes sociales.  En este caso, te animamos a que muestres a un compañero o compañera qué es Twitter, que le ayudes a registrarse y que le ofrezcas los primeros "followers" y "following". Si te animas, podemos usar el hashtag #bautizo20 para darnos apoyo mutuo entre todos.

Juego 2: "Mira al pajarito". Si no has entrado nunca en Twitter, puedes empezar por ver este vídeo (original en inglés):

¿Qué te parece?¿Interesante? Pues ahora te animamos a entrar en Twitter y buscar a Educacontic o a algunos de sus dinamizadores. Para ello tienes que registrarte en Twitter y localizarnos a través de la herramienta "Buscar gente". Cuando nos localices, escríbenos un mensaje y habrá empezado así un nuevo vínculo dentro de la red social; si al final de tu mensaje escribes

#bautizo20

sabremos que has leído esta entrada y que participas en este juego. Te estamos esperando para que formes parte de nuestro "claustro en la red".

---

Bibliografía

Nemirovsky, M. 1999. Sobre la enseñanza del lenguaje escrito y temas aledaños. México D.F.: Paidós. Cita tomada de las páginas 61 y 62.