Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
20 Mayo
0
Tu voto: Ninguno

Logo del colegioDesde el Institut Escola Jacint Verdaguer de Sant Sadurní d´Anoia (Barcelona) nos presentan un proyecto pensado para hacer alumnos competentes. 

Nos encontramos en pleno cambio de paradigma que nos plantea una nueva manera de enseñar y de aprender así como la de planificar para un futuro incierto. Ya nada va a volver a ser como antes. La red ha conseguido almacenar y compartir la información que antes debíamos retener los humanos. Por primera vez, nos podremos dedicar a aquello que es realmente esencial y mucho más importante que es mejorar nuestras capacidades con esta información y mejorar nuestro mundo para conseguir un mayor grado de felicidad, excelencia y equidad.

Lo primero que hicimos fue crear las bases filosóficas a partir de las cuales basaríamos nuestro proyecto de enseñanza y aprendizaje. Estas contemplan: Una visión de LA EVALUACIÓN basada en los procesos de aprendizaje más que en los contenidos en sí mismos, LAS COMPETENCIAS y el trabajo competencial, LA AUTONOMÍA de los alumnos, LAS INTELIGENCIAS MÚLTIPLES y sobre todo LA COOPERACIÓN.

Cuadro 1

Este cambio no se puede realizar sin la figura del docente y el esfuerzo del propio alumnado. El primero porque es el ejecutor directo del cambio que debe producirse y el segundo porqué debe saber gestionar y organizar grandes cantidades de información y saberlas convertir en conocimiento. Un docente que acompaña y un alumno que trabaja en el aula o fuera de ella son los factores que definen claramente este cambio de rol y nuestro proyecto de centro.

En este contexto, como no podría ser de otra manera, toman fuerza los “nuevos” instrumentos de acceso a la información y a la comunicación que facilitan tanto al docente como al alumnado el proceso de enseñanza y el proceso de aprendizaje y todo ello dentro o fuera de los centros educativos (enseñanza reglada y no reglada), porque ya no se aprende únicamente dentro de la escuela. Nuestro mundo emite diariamente información que nuestros alumnos reciben y absorben, nuestra tarea es trabajar con esta información para que la sepan gestionar adecuadamente, entiendan el mundo en el que les ha tocado vivir, sepan de dónde procede y tengan la capacidad de mejorarlo.

El docente deja paso al Sr. Google para construir, a partir de la información que este nos ofrece, los entornos de enseñanza en los que el alumnado realizará tareas reales de aprendizaje.

DocentePero ello conlleva un mayor esfuerzo y dedicación, pues, de seguir los dictamines que marcaba el libro de texto, debe ahora construir de manera constante caminos que antes ya venían marcados. Los nuevos entornos no pueden proceder siempre de arriba abajo, sino de manera unidireccional. Solo a partir de los intereses de os alumnos podremos introducir nuestro temario, aunque ello supone una gran capacidad de dominio pedagógico que aún no tenemos. Pero la función principal es facilitar el camino del aprendizaje y acompañar a cada alumno por el que mejor se adapte a sus necesidades (la diversidad entendida en el más amplio sentido). Debemos aprender a trabajar en equipo y saber compartir el trabajo. Un docente no puede estar encerrado en su aula, es imposible realizar estos cambios de manera individual, necesitamos de la tribu, pero aún más, de una buena tribu.

Cono del aprendizajeEl objetivo real del aprendizaje es transformar la información en conocimiento y la creación de personas competentes que sepan afrontar los nuevos retos  que nos plantea este nuevo mundo lleno de incertidumbres y nuevos problemas a resolver. Para ello debemos partir de las competencias en lugar de los contenidos. Debemos plantear  situaciones reales,  preguntas en lugar de dar respuestas, ofrecerles pistas, tener claro los contenidos que les van a ayudar a resolver esas preguntas y que acaben exponiendo las conclusiones (nunca se aprende más que cuando se explica lo aprendido)

Una vez aceptados estos dos principios: cambio de rol del docente e incorporación en las aulas de manera invisible de las tecnologías de la información y de la comunicación, debemos utilizar metodologías que sean efectivas para conseguir que el alumnado adquiera este conocimiento y sea competente para afrontar su futuro sea el que sea.

Nuestro primer principio es que el alumno trabaje, que tenga que escuchar poco  y trabajar mucho. Cuando se hace, se comparte o se expone, es cuando generamos mayor nivel de conocimiento y cuando aprendemos. Por ello, aunque la tecnología es usada por los profesores de manera asidua, estas, adquieren su mayor protagonismo cuando las usan los alumnos. Puntualizando que ello no supone en ningún caso la eliminación de las exposiciones orales de los docentes (máximo 15 minutos) y de otras metodologías sin el uso de estos aparatos.

El segundo objetivo es que sea autónomo y responsable de su proceso de aprendizaje. Solo con un índice de autonomía aceptable podremos plantearnos el tercer objetivo que es la cooperación dónde cada alumno participa activamente en el trabajo de equipo y en el que tiene una responsabilidad que si no la ejerce, afecta al propio grupo de trabajo.

Pero la tecnología, los recursos, los entornos de aprendizaje y las metodologías son simplemente el medio. Si un alumno tiene problemas personales o familiares, ningún sistema es efectivo, por ello no podemos dejar de tener una visión sistémica de la educación y trabajar al individuo como un todo. Para facilitar este camino hacemos kinesiologia en la primaria y yoga en la secundaria con un gran éxito de participación voluntaria dentro del horario escolar (compartimos una de las dos horas semanales de tutoría con el yoga de manera voluntaria), un enorme esfuerzo en horas de tutoría, tutores de alumnos, alumnos mediadores y orientaciones individuales y colectivas.

La organización viene reflejada en el siguiente cuadro:

Estructura organizativa

En él, se definen claramente los tres grandes bloques de trabajo: Las instrumentales (con agrupamientos heterogéneos y reducidos), el ámbito del conocimiento y la introspección, (el alumno como individuo).

Cada metodología, cada trabajo y cada actividad requiere así mismo, de un entorno y unos recursos que sean lo más eficaces posibles. Por ello, los entornos de aprendizaje adquieren una gran relevancia. Para los trabajos de observación o de investigación, las salidas: los tablets ayudan a realizar infinidad de trabajos mucho más atractivos que dentro de las aulas, para los proyectos de trabajo: acceso a la información, mesas redondas, acceso a Internet y pizarras digitales para la exposición, para los trabajos por proyectos autónomos: entornos más silenciosos, individuales, ordenadores y material de toma de apuntes, para memorizar: textos teatrales, poemas y espacios de representación, para hacer lectura en pareja: Sofás para la lectura cómoda, libros o ebooks y entornos libres, para la música: equipos de sonido, pianos, guitarras, baterías, flautas, para la expresión artística: talleres, materiales diversos… de la misma manera que para hacer educación física necesitamos un entorno adecuado y unos recursos diferentes.

GrabandoPero el docente no debe tener obstáculos para poder desarrollar su labor. Por ello el equipo directivo tiene como su máxima el facilitar su labor. Organizamos los horarios en función del proyecto de centro, ofrecemos los mejores recursos para que trabajen sin dificultad, disponemos de servidores propios, un entorno de aprendizaje elearning, materiales propios trabajar, planificamos la formación interna, modificamos los entornos de aprendizaje y estamos siempre pendientes de las propuestas que en esta línea de proyecto nos proponen los docentes. Nada de todo ello es fácil, pero lo intentamos, si no hubiéramos empezado ya hace algunos años, nunca hubiéramos llegado dónde estamos. Nosotros iniciamos este proceso hace ya quince años, poco a poco hemos modificado los espacios de trabajo, el mobiliario, comprado los recursos necesarios y formado a nuestros docentes. En este momento el principal reto es la continuidad, la sostenibilidad y la contante actualización y modificación ya que los proyectos siempre deben estar vivos.

Todo ello es para crear expectativas y motivaciones a nuestros jóvenes, no podemos formarlos solo para que memoricen y reproduzcan lo explicado, deben solucionar problemas a partir de preguntas clave que debemos plantear. Para ello nos debemos de desprender de muchas cosas para dar cabida a nuevas formas de trabajar más efectivas y preparadas para el futuro. Los centros deben ser comunidades de aprendizaje dónde se realicen actividades útiles y el currículo debe adaptarse a esas actividades (no al revés), con lo que no se pueden dar de manera descontextualizada. Todos aprenden de todos y lo comparten con todos (dentro y fuera del centro y con otros centros).

En este proceso de aprendizaje no olvidamos que entre ellos también aprenden. Debemos aprovechar este factor de aprendizaje entre iguales, por ello, y de manera constante, nuestros alumnos se ayudan incluso cuando realizamos trabajos individuales. Pero es necesario formarlos para que esta tutorización se lleve de forma correcta.

Un alumno competente es aquel al cual le garantizamos poder enfrentarse de manera adecuada a los retos de vivir y planificar su futuro. Por ello nuestro centro no tiene como único objetivo la universidad, sino esta formación global que les permita escoger y ser felices. Pero para ello, como hemos dicho, necesitamos trabajar por proyectos de la vida real (proyectos de investigación, proyectos de servicios, proyectos de creación de cooperativas de alumnos, proyectos emprendedores,...), sin olvidar y asegurar los instrumentos básicos que lo harán posible (las instrumentales) dónde las planificamos des del punto de vista competencial más que como asignatura específica de carrera.

El proceso de trabajo basado en proyectos tiene esta estructura:

Estructura de trabajo

Pero en educación, cuando queremos modificar un aspecto clave, nos obliga a modificar todos los otros. No podemos cambiar la manera de enseñar y aprender sin modificar los espacios, el mobiliario, los entornos de aprendizaje, las metodologías, los horarios, las responsabilidades,... y nada de eso es fácil, pero como ya he dicho anteriormente, si empezamos hoy lo tendremos en unos años, si empezamos mañana, tardará unos años más un día. Como decía una ministra: “por el camino del poco a poco se llega al país del nunca jamás”. Debemos empezar ya!

No podemos tampoco olvidar a las familias que forman también parte de la comunidad educativa y del proceso de aprendizaje. Las informamos a través de la página web, de reuniones, de asambleas,  conferencias, disponemos de delegados padres de clase que se reúnen con un docente coordinador de manera mensual... todo ello facilita nuestro proceso innovador de centro.

Para finalizar, podríamos afirmar qué los cambios que se han realizado en la sociedad en los últimos años, tienen respuesta en nuestro centro, aunque el camino está por hacer y las decisiones no son fáciles de tomar. El objetivo es mejorar ese futuro, que ya empieza a ser presente, y conseguir un mayor grado de felicidad a través del conocimiento que permite a las personas un mayor grado de libertad para poder escoger su futuro.

¡Quién no sabe dónde vivimos y de dónde venimos, no puede educar!

Valoración media
0
Tu voto: Ninguno

Comentarios del post

Avatar de Anonymous

esta propuesta me parece muy

esta propuesta me parece muy bien ya que así podemos tener mas innovaciones y aprender con mas facilidad y poder tener un grado de conocimiento un poco mas elevado...
Griselda V.H.
1° IV

... Escrito porAnonymous el día 20/05/2014 - 23:48

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún