Participa en el blog, comenta, conoce a otros autores...
23 Mar
0
Tu voto: Ninguno

En estos últimos tiempos en los que las noticias medioambientales están tan presentes en los informativos diarios -la mayoría de las veces de forma negativa-, parece que se hace cada vez más necesario que nos concienciemos de respetar y cuidar nuestro medio ambiente. Y para ello nada mejor que hacerlo a través de la educación, siempre mejor antes que después, en edades tempranas, para que nuestros pequeños adquieran esa concienciación. ¿Y para esto pueden ayudar las tIC? Por supuesto, veamos algunos ejemplos.

Todos tenemos presente las recientes imágenes del tremendo terremoto y tsunami ocurrido en Japón y la cantidad de víctimas que ha dejado a su paso y destrozos materiales, por no hablar de la polémica surgida en torno a la seguridad de las centrales nucleares. O los máximos históricos que está marcando el precio de la gasolina. O las medidas impulsadas desde el gobierno para el ahorro de energía (reducción de la velocidad a 110 Km/h en autovías y autopistas, cambio de bombillas por una iluminación más eficiente en las ciudades, Plan Renove de neumáticos por otros que tengan la máxima calificación energética..). Medidas que podremos considerar más o menos efectivas, pero lo que está claro es que algo hay que hacer.

Las fuentes de energía han cambiado con los tiempos. Desde el fuego descubierto en la prehistoria a los molinos de viento de la Edad Media o al carbón -que hizo su aparición más tarde- hasta el petróleo de nuestros días o la energía eléctrica, eólica e hidráulica. Sin embargo, el más que posible agotamiento de los recursos y los problemas medioambientales que se ha comprobado que supone el consumo excesivo de energía, invita a que tengamos que optar por un consumo responsable y por el uso de otro tipo de energías más limpias: las energías renovables, que pueden utilizarse de forma continuada para producir energía, bien porque se regeneran fácilmente -biomasa- o porque son una fuente inagotable -solar-.

Energía solar

Placas solares junto al Palacio de Congresos de Sevilla.

Para tener éxito en este proceso de concienciación de la ciudadanía es importante saber transmitir la información, así como educar en dicho consumo responsable. Por eso, iniciativas como La hora del planeta, aunque puedan parecer algo simbólicas y puntuales, pueden ayudar a educar a usar la energía de un modo más eficiente, lo cual va en beneficio de nuestro medio ambiente.

La hora del planeta es una campaña promovida por WWF  que se viene realizando desde hace tres años para intentar demostrar que todos juntos podemos combatir amenazas como el cambio climático. Este año se celebra el próximo sábado 26 de marzo, de 20:30 a 21:30 horas, cuando se pide a todo el mundo que apague la luz a la vez. Esto de apagar la luz es simbólico, porque lo importante es comprobar cómo millones de ciudadanos de 128 países distintos se ponen de acuerdo para realizar el mismo gesto a la misma hora (hora local de cada país). Este vídeo es sumamente ilustrativo:

 

Además de unirnos a la campaña apagando la luz el día señalado, ¿cómo podríamos contribuir para difundirla? Desde WWF buscan la participación de empresas e instituciones y han creado una carta de adhesión para aquellos centros educativos que quieran sumarse a la campaña. Además ponen a nuestra disposición una serie de materiales para trabajar con los alumnos temas relacionados con el medio ambiente. Estos materiales están distribuidos por edades (de 3 a 7 años, de 8 a 12 y de 13 a 16), acompañados siempre de una guía didáctica para el profesorado.

¿Aparece tu centro en la lista? Si no está, ¡anímate! Tenemos que defender nuestro planeta entre todos.

¿Y cuál es el papel de las tIC en todo esto? Porque hemos hablado de campañas de concienciación, de educación... pero ¿y las tIC? También pueden ayudar, sin duda. Gracias a Internet podemos difundir los mensajes, crear comunidades, compartir recursos... podemos trabajar con actividades interactivas en el aula, conocer experiencias de otros centros educativos o instituciones...  y siempre para contribuir a que tengamos un mundo mejor. Un par de ejemplos más de WWF:

  • Oficinas eficientes: para hacer un buen uso de los recursos energéticos en el puesto de trabajo. (Incluye actividad interactiva).
  • El viaje del alimoche: Desde esta web se puede hacer un seguimiento a cuatro alimoches que han marcado con GPS para seguir su viaje migratorio. En septiembre se pudo seguir su día a día hasta que llegaron a Sahel y ahora están ya a punto de volver a España a pasar el verano.  En realidad ya hay dos que han empezado el viaje. Desde la web se puede seguir el día a día y se nos aporta información sobre los sitios que sobrevuelan. Así podremos saber si están bien, si se encuentran con algún problema (veneno, tendidos eléctricos...). Además la web permite a los usuarios subir fotos y vídeos de las zonas por donde pasan estos buitres. Se trata de un proyecto muy interesante y muy educativo pues permite conocer lo que son las especies amenazadas, los hábitos migratorios.. con ayuda de las tIC.
Valoración media
0
Tu voto: Ninguno
Etiquetas :
0
Tu voto: Ninguno
Compártelo con un amigo
X
Recomendar a un amigo
Comparte este post en: | Más

Comentarios del post

Deja un comentario

El contenido de este campo no será publicado.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <b> <br>

CAPTCHA
Esta pregunta se realiza para comprobar que eres una persona.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

archivo del blog

Escúchanos

enlázanos

Comunidad en Procomún